Tienen que pagar este impuesto todas las personas, asociaciones, organizaciones, empresas, por los actos, contratos u operaciones onerosos, instrumentados en la provincia de San Luis, o que tengan relación con hechos bienes situados en la provincia aunque se celebren los acuerdos fuera de ella.
Es un impuesto instantáneo, es decir que debe pagarse el impuesto cuando se instrumenta el acuerdo; siendo la forma de liquidación y pago del impuesto, de acuerdo el tipo de operación, mediante la presentación del documento en las oficinas de la DPIP para la liquidación y emisión de la boleta de pago correspondiente, o a través de los Agentes de Recaudación.