Por medio de estos regímenes la DPIP designa a personas, empresas, entidades para que actúen como "Agentes" de la misma a los efectos del cobro anticipado de una parte o todo el impuesto en el momento en que se produce la compra, la venta, el otorgamiento de un crédito, etc. es decir en el momento en que sucede el hecho por el cual debe pagarse el impuesto.

Los Agentes actúan recaudando Impuesto sobre los Ingresos Brutos e Impuesto de Sellos y en caso de deuda ante venta de inmuebles con respecto al Impuesto Inmobiliario y a la Contribución Rural.

Para el contribuyente el monto que se le retenga y/o perciba en concepto de Impuesto sobre los Ingresos Brutos resulta un pago a cuenta, que puede ser descontado del impuesto que le corresponda ingresar.